Luego de que autoridades del vecino estado de Jalisco anunciaran la obligatoriedad de un permiso especial para que turistas puedan circular sin ser infraccionados, la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga lamentó las nuevas disposiciones, las cuales resultarán más engorrosas para los ciudadanos, repercutiendo en aquellas empresas encargadas de transportar mercancía diversa.

Roberto Díaz Ruiz, presidente de Canacar, precisó que si bien la idea pudiera ser basada en mejorar la seguridad de las personas en aquella entidad del país, sin embargo, el hecho de que quienes ingresen tengan que solicitar su permiso para evitar infringir la ley, podría significar lapsos prolongados de tiempo perdido, por lo que espera que dicha acción no se vea replicada en otras entidades.

Al ser el transporte de carga uno de los sectores de mayor dinamismo, dichos trámites burocráticos terminarán afectando el trasladado de mercancía, lo que además se verá reflejado en mayor tiempo en traslados, mayor consumo de combustible y hasta mayor contaminación. El líder del sector transportista dijo que por lo contrario, se debe buscar poner en regla unidades de motor por medio de herramientas digitales, como puede ser además la colocación de un chip y no por medio de un trámite de papel que tendrá vigencia y que será un verdadero dolor de cabeza para quienes tengan que acudir al vecino estado.

“Probablemente la idea sea buena pensando en que así se podrá tener certeza de unidades de motor pendientes de canje de placas y ponerlos en regla. Pero hacerlo obligatorio incluso para quienes tenemos que ingresar por acciones laborales o de diversión, parece ser más una medida recaudatoria que esperemos no tenga mayor escala”, concluyó.