Atendiendo las recomendaciones de la Fase 3, activada por la pandemia del coronavirus y por instrucciones de la alcaldesa Tere Jiménez, la Secretaría de Seguridad Pública Municipal ha comenzado a realizar recorridos de vigilancia en las diferentes zonas de la ciudad, con el propósito de que las personas se mantengan en el interior de sus domicilios evitando exponerse a cualquier situación de riesgo por posibles contagios.

En un recorrido que realizó El Heraldo en colonias pertenecientes a la delegación Morelos, pudimos constatar que la mayoría de las personas han acatado las disposiciones de salud, al notarse calles con poca gente.

Quienes se encuentran fuera de sus domicilios, portan cubrebocas el cual a partir de ayer es obligatorio para evitar cometer una falta administrativa y hasta un arresto por 36 horas.

Por medio del comando de voz, la unidad de la Policía Municipal exhorta a la población a ser responsables con las medidas sanitarias. Aquellas personas que son sorprendidas en la calle realizando actividades no esenciales, son abordadas para pedirles de manera amable que se dirijan a sus domicilios.

De acuerdo a información oficial, de momento no ha sido necesario detener a ningún ciudadano, sin embargo, exhortó a que el buen ejemplo continúe de manera puntual durante el resto de la cuarentena.

Afortunadamente, dijo, la reacción de la ciudadanía ha sido positiva, pues lejos de que se molesten al brindarles la petición, no han sido agredidos ni física ni verbalmente. Los trabajos de perifoneo de la Policía Municipal continuarán de manera regular sobre todo en colonias del oriente, en donde se tienen identificadas aglomeraciones de personas sobre todo en la tarde noche. En ese sentido, se pide a las familias contribuir con las autoridades, pues al final la prevención es una tarea de todos.