Llama el DIF Estatal a personas y a familias de Aguascalientes a sumarse al modelo de Familias de Acogida y albergar a algún niño, niña o adolescente para ayudarle a que tenga un mejor desarrollo, destacó la directora del organismo, Nancy Xóchitl Macías Pacheco.

La funcionaria estatal resaltó el énfasis que ponen el gobernador Martín Orozco y la presidenta del DIF, Yolanda Ramírez para que este programa de Familias de Acogida se arraigue, se fortalezca y se consolide en el estado, “ya que con estas acciones estamos trabajando arduamente para seguir fortaleciendo el tejido social y tener más familias fuertes en Aguascalientes”.

Detalló que a finales del año pasado se les dio el Certificado de Idoneidad a 5 parejas que tienen ya a niños bajo su custodia temporal, además de que ya cuentan con una lista de cerca de 20 parejas que se han acercado al DIF para ser certificados.

Destacó que mediante este programa, una vez que la autoridad pone a disposición del DIF a un menor, en lugar de que ingresen a un Centro de Asistenta Social y se queden albergados durante el tiempo que dura todo su proceso jurídico, se van inmediatamente a una familia, previamente certificada por el Consejo de Adopción del DIF Estatal. “Hay estudios formales que hablan del daño psicoemocional que tienen los niños, así estén una semana en un Centro de Asistencia Social, en comparación con los beneficios que ellos pudieran tener de estar en una familia y tener todo el acogimiento que le puede dar el amor y el cuidado personal”.

Indicó que los requisitos para ser Familias de Acogida son: que las personas sean mayores de 25 años, que tenga disponibilidad de tiempo, tener una vivienda y disposición de hacerse cargo de un niño, niña o adolescente, que le brinden su cuidado de manera solidaria y no lucrativa, contar con un ingreso económico suficiente para poder responder a las necesidades de una familia, y no estar cursando algún trámite de adopción, aunado a los estudios del área de Trabajo Social y de valoración psicológica. “Los trámites son muy sencillos, no se les pide algún documento complejo, sólo su INE y su comprobante de domicilio, se hacen visitas con los vecinos para garantizar que no se vuelvan a vulnerar los derechos de los niños que están entrando en este esquema de familias de acogida”.