Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Luego de que la doctora Ana Paola De Cosío Farías renunciara al IMSS, acusando “gandallismo” con la vacuna contra Covid-19 por parte de funcionarios del Centro Médico Nacional Siglo 21, la dependencia se comprometió a investigar el señalamiento y pagar bonos al personal que permanece en primera línea de atención.
A través de la Oficina de Representación del Seguro Social zona sur, se aseveró que investigarán lo denunciado en el Hospital de Pediatría de ese centro.
“Se realizarán las investigaciones internas correspondientes, a fin de determinar si existe algún tipo de ‘influyentismo’ para la elaboración de la lista del personal que será vacunado”, comunicó.
De Cosío Farías, quien se desempeñaba como endocrinóloga y desde abril trabajó en el área Covid, dijo haber padecido trato desigual por ser trabajadora eventual, que se le retirara el bono Covid, carencias en el equipo de protección y el “agandalle” del biológico, luego de que su nombre no apareciera en las listas de beneficiarios, por lo que decidió renunciar el 31 de diciembre.
“Ahora resulta que no aparecemos en las listas de vacunación cuando hay personal administrativo está recibiendo la vacuna, argumentando que están a cargo de equipos Covid, pero nunca se meten y nunca están expuestos”, reprochó.
Al respecto, la directora del nosocomio, Rocío Cárdenas Navarrete, informó que la doctora estaba programada para ser vacunada los primeros días de enero.
“Esta médica adscrita, a partir del mes de octubre no se encuentra integrada dentro de los equipos Covid, es por esto que ya no se considera en la primera línea de batalla, no obstante se encontraba ya programada para recibir su vacuna en los primeros días del 2021”, dijo en un video publicado en la cuenta de Twitter del IMSS.