Julio Pérez 
Agencia Reforma

Guadalajara, México.- En un caso inédito en Jalisco, una agente del Ministerio Público ordenó el levantamiento del cadáver de un perro que fue asesinado a cuchilladas en San Pedro Tlaquepaque e inició una carpeta de investigación.
El caso de crueldad contra los animales fue reportado a la Comisaría municipal cerca de las 17:30 horas del miércoles.
Oficiales acudieron a la Calle Tamiahua, al cruce con Violeta, en la Colonia Portillo López, donde encontraron sin vida a «El Cubano», un perro criollo de 6 años de edad.
El can vivía en un taller de carpintería, pero se coló por una cerca hacia una pensión de vehículos contigua para aparearse con una hembra, según la versión que dio un testigo a las autoridades.
Presuntamente el vigilante del terreno apuñaló a «El Cubano» en represalia.
Se informó del caso a la Fiscalía General del Estado y una fiscal del área de crueldad contra los animales solicitó que los restos del perro fueran levantados y se procesara la escena de los hechos.
A lugar de los hechos acudió personal de la Unidad de Criminalística Integral Policial de la Comisaría de San Pedro Tlaquepaque.

«Dada la orden o mandato de la (agente del) Ministerio Público encargada de esta agencia pues se hace el levantamiento de cadáver, se hace el debido embalamiento previo y se remite al Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses con la solicitud de las causas del deceso», señaló Edna Julia Veloz, policía segundo en cargada del área de criminalística.

Los oficiales no pudieron arrestar al presunto causante, ya que ingresó a la pensión y no salió, pero con la integración de la carpeta de investigación se buscaría su posterior comparecencia.

En Jalisco, el delito de crueldad contra los animales se castiga con penas que van de seis meses a tres años de prisión, cuando alguien, con la intención de causar daño a un animal, le provoque la muerte.