Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Elementos del Ejército presuntamente enfermos de Covid-19 y que pertenecen a la Décima Región Militar, que abarca los estados de Quintana Roo, Yucatán y Campeche, fueron aislados en condiciones insalubres.
De acuerdo con una denuncia, se trata de un grupo de 14 efectivos que pertenece a la 33 Zona Militar, con sede en Campeche, quien presentó un cuadro de resfriado, con gripe y estornudos, y fue aislado en pésimas condiciones.
La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) reconoció que investiga el hecho y que se sancionará a los responsables de acuerdo con las leyes y reglamentos militares.
Según la dependencia, en un primer momento se descarta que se trate de personal contagiado de coronavirus.
“Este Instituto Armado reprueba categórica y enérgicamente cualquier trato injusto o inhumano que se pueda dar a sus integrantes”, indicó.
“Por lo que tan pronto se tuvo conocimiento de este hecho se adoptaron las medidas necesarias y se corrigió esta lamentable situación, que se considera como un evento aislado, ya que no corresponde a los valores y principios con los que se rige el Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos”.
En las imágenes se observan a seis elementos militares en shorts, acostados sobre cartones, comiendo en platos de unicel.
Además, se aprecia un baño insalubre y regaderas sucias.
De acuerdo con fuentes de la Sedena, son 14 militares que fueron llevados a un anexo del cuartel militar que funciona incluso como estacionamiento.
Esta versión refiere que este grupo formó parte de las compañías del Plan DN-III que auxilió a la población civil en el marco de las lluvias que dejó a su paso la tormenta tropical “Cristóbal”.
Según esta explicación, los elementos se habrían resfriado durante los auxilios que prestaron en las zonas inundadas.
En la investigación iniciada por la Sedena se exige una aclaración de los hechos al General de Brigada Enrique Dena, Comandante de la 33 Zona Militar.

Otra versión
Por otra parte, fuentes de la Décima Región Militar, a cargo del General de División Víctor Hugo Aguirre Serna, aseguraron que los soldados se encontraban realizando tareas de capacitación en el Centro de Adiestramiento Regional de ese mando territorial.
“Lo que no se ha dicho es que sacaron todas las cosas de su cuartel para sanitizar, es un dormitorio normal ese lugar, pero sacaron sus cosas para que fuera desinfectado. Hay mala fe en las imágenes”, expuso el mando desde Mérida.
Añadió que los militares no recibieron ningún tipo de correctivo ni fueron diagnosticados con Covid-19.
“Se sacaron las cosas de cuartel para una limpieza y sanitización precisamente para evitar contagios”.
La Décima Región Militar, fue uno de los mandos territoriales que engrosó más las filas de sus tropas.
Un informe de la Sedena refiere que creció en un 83 por ciento, al registrar mil 467 elementos en 2018 y 2 mil 697 este año.
El Presidente Andrés Manuel López Obrador inició su gira hacia “la nueva normalidad” la semana pasada en cinco estados, entre ellos Campeche, donde enarboló las acciones de las fuerzas armadas en apoyo a la población civil.