José Luis Marroquín
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-La Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) inició una queja de oficio luego de que Mariana Rodríguez, esposa del Gobernador Samuel García y titular de la Oficina Amar Nuevo León, sacara a un menor del DIF Capullos durante el fin de semana.
Mediante un comunicado, la CEDH señaló que el objetivo de la queja es conocer detalles del procedimiento aplicado por el DIF estatal.
Además, el organismo defensor de los derechos humanos exhortó al DIF para que garantice el derecho a la intimidad y a la protección de los datos personales de menores de edad, ello derivado de la difusión de imágenes y videos de menores de edad que se encuentran ingresados y/o en acogimiento residencial.
El domingo, la Red por los Derechos de la Infancia en México cuestionó la exposición excesiva que Mariana Rodríguez hizo de Emilio, un bebé con discapacidad en el sistema nervioso.
El organismo destacó que los artículos 68 y 80 de la Ley General de los Derechos de Niñas y Niños prohíbe la difusión de imágenes de niñez.
Rodríguez publicó numerosas historias en sus redes sociales en torno al bebé: diversos aspectos de su estancia con la pareja el fin de semana, el regreso del niño al DIF, la esposa del Gobernador llorando por haber devuelto al pequeño y otros mensajes destacando el «increíble fin de semana».
Ayer, el escrito de la CEDH dirigido al director del DIF, Miguel Ángel Sánchez Rivera, señala que el interés superior de las niñas, niños y adolescentes debe ser prioridad para las instituciones públicas o privadas de bienestar social, tribunales, autoridades administrativas u órganos legislativos, de acuerdo con el artículo 3 de la Convención de los Derechos del Niño.
La CEDH solicitó a la dependencia estatal adoptar medidas pertinentes, tendientes a garantizar el derecho a la intimidad y a la protección de los datos personales de los menores de edad que se encuentran en guardia y custodia del DIF.
«Que se implementen los mecanismos pertinentes para que todas las áreas a su cargo cumplan con la protección de la imagen, privacidad e intimidad de los menores», mencionó el exhorto.
«Esto con el fin de prevenir posibles violaciones a derechos humanos de las niñas, niños y adolescentes.
«Que se vigilen los procedimientos y formas de intervención de las personas servidoras públicas que atienden a niñas, niños y adolescentes, específicamente la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, invariablemente observen el marco legal aplicable, a fin de garantizar el respeto a sus derechos humanos», agregó el organismo.
Además, la CEDH añadió que deberían adoptar un Programa de Capacitación para las personas servidoras públicas que laboran directamente en espacios donde son atendidos los menores de edad, sobre el respeto a los derechos humanos.
Para Redim será muy importante conocer la revisión de los protocolos de adopciones y visitas a menores bajo la protección del DIF.

¡Participa con tu opinión!