Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El caso de las falsas vacunas Sputnik V, aplicadas a miles de personas en Campeche, será investigado por Rusia, informaron autoridades de ese país.
“El Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF, por sus siglas en inglés) y el Ministerio de Salud consideran llevar a cabo una investigación conjunta con autoridades mexicanas sobre las vacunas (inyectadas en Campache)”, dijeron en un comunicado.
La semana pasada REFORMA publicó que personal de Aduanas del Servicio de Administración Tributaria (SAT) decomisó en esta entidad un lote de mil 155 unidades falsas de vacuna Sputnik, equivalentes a 5 mil 775 dosis. Las vacunas apócrifas estaban escondidas en hieleras debajo de refrescos.
Dosis similares a las decomisadas el pasado miércoles en el aeropuerto de Campeche –importadas por el paquistaní Mohamad Yusuff Amdani–, fueron aplicadas días antes a trabajadores de la maquiladora Karim’s de su propiedad, así como a empresarios allegados, taxistas y comerciantes.
La vacuna falsa se aplicaría en Campeche, entre el 10 y el 17 de marzo, día en que fueron retenidas en el aeropuerto.
El destino del sobrante decomisado era Honduras, donde Yusuff reside.
El avión matrícula HR-AYI que transportaría las vacunas apócrifas a Honduras, presuntamente es propiedad del paquistaní.
Las autoridades federales incautaron la nave y decidieron el resguardo de las vacunas decomisadas en el Centro Estatal de Vacunología de Campeche. La tripulación y pasajeros fueron puestos en libertad. Entre ellos estaban dos ejecutivos de la empresa Karim.
Tras la incautación de las vacunas, las cuales señala que son falsas, el gobierno Ruso anunció que alista una investigación conjunta con las autoridades mexicanas y el análisis del contenido de la vacuna falsa.
Según el Fondo de Inversión Directa de Rusia, el análisis de las fotografías del embarque confiscado, incluido el diseño de los envases y etiquetas, hace pensar que se trata de una sustancia falsa que no tiene nada que ver con la vacuna original.
REFORMA confirmó que los etiquetados escritos en ruso tenían leyendas diferentes.
El procedimiento de embarque, agregó en el comunicado, también infringe los protocolos de envasado y transporte de la vacuna oficial Sputnik V.
RDIF afirma que cada lote fabricado de la vacuna Sputnik V se somete a controles estrictos. Cada viral tiene un código QR único, lo que permite al Fondo y a sus socios rastrearlo hasta el lugar de origen.
La vacuna Sputnik V es transportada sólo por personal autorizado, que deben cumplir con los más altos estándares de seguridad, incluidos controles remotos de temperatura y seguridad, agrega.
Señala que Sputnik V se distribuye sólo a través de canales oficiales y se administra sólo a través de los programas oficiales de vacunación del gobierno.
Indicaron que tanto el RDIF como órganos gubernamentales rusos continuarán cooperando con gobiernos y socios en todo el mundo para identificar conjuntamente falsificaciones de la vacuna Sputnik V y garantizar la seguridad de la vacuna rusa y su cadena de suministro global.