Alejandro Gonzalez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El mexicano Andrey Sazur, está en la carrera mundial para encontrar la vacuna contra el Covid-19.
Fundador y CEO de GreenLight Biosciences, una empresa ubicada en Boston, terminará a finales de julio con las pruebas pre clínicas con animales para probar la vacuna con seres humanos.
El doctor en biotecnología por el Massachusetts Institute of Technology (MIT) platicó con Grupo REFORMA y contó que desde 2009 su empresa se dedica a producir Ácido Ribonucleico (ARN) para regular procesos biológicos en industrias como la agricultura.
Sin embargo, al tener la capacidad de llevarlo a la salud, decidió enfocar sus esfuerzos en la búsqueda de la vacuna contra el Covid-19 que la tendría lista y en comercialización para finales de 2021, afirmó.
“El interés de producir ácidos sintéticos es para poder modificar al sistema de mensajería que existen en los organismos. Puede ser usado para modificar el sistema de instrucciones que se esta llevando a cabo de un ser vivo.
“En el caso de la vacuna lo que hacemos es usarlo (el ARN) para incorporar la instrucción que le permita al cuerpo humano producir una parte de la cápsula del virus. Proporcionamos a las células las instrucciones de ensamblar una partícula y el cuerpo es capaz de identificar como un antígeno y de esta manera prevenir una infección subsecuente”, explicó el científico mexicano.
Aseveró que la capacidad de producción de ARN que tiene su compañía es de una cantidad suficiente de ácido ribonucleico para producir dosis suficientes para vacunar a cada ser humano del planeta.
Pero Andrey Zarur aclaró que no se trata de ver quién saca primero una vacuna y la comercializa, sino explicó que colaboran con autoridades, empresas y academia para poder encontrar la cura al virus que ha provocado la pandemia.
Recientemente recibió 17 millones de dólares de organizaciones sin fines de lucro para modificar su producción de ARN y enfocarla en la vacuna del Covid-19.
GreenLight Biosciences es una compañía que ha logrado inversiones desde 2009 por más de 100 millones de dólares, explicó su CEO.
Explicó que una dosis de vacuna contra el Covid-19 podría costar hasta 10 dólares, dependiendo de la secuencia de ARN que necesiten para contrarrestarlo, y eso es precisamente lo que actualmente se encuentra en investigación.
“Tenemos que trabajar para que el costo sea lo más bajo. Alrededor entre un dólar por dosis hasta 10 dólares por dosis que es significativamente más barato de los estimados de las demás compañías”, sostuvo.