La caída de la Inversión Extranjera Directa en Aguascalientes durante el primer trimestre de este año, de acuerdo a datos de la Secretaría de Economía a nivel nacional, refleja desafíos estructurales que requieren atención inmediata, afirmó la presidenta del Colegio de Economistas, Dafne Gissel Viramontes Ornelas.

La especialista comentó que, si bien algunos informes intentan mostrar un panorama positivo, al resaltar que la IED en México alcanzó el tercer nivel más alto en la historia, la realidad es que ha habido una caída entre 2022 y 2023, y también entre el primer trimestre de 2023 y el mismo periodo de 2024.

De acuerdo a la Secretaría de Economía a nivel federal, a nivel de entidades federativas, solo Colima, Tabasco, Yucatán y Campeche mostraron crecimiento en la IED durante el primer trimestre de 2024.

Sin embargo, el resto del país experimentó descensos, con Aguascalientes a la cabeza, registrando una variación negativa del 152.5%. Le siguen Morelos (-128.3%), Guerrero (-106.3%) y Zacatecas (-104.5%).

Afirmó que Aguascalientes, era una de las entidades con mayor potencial para atraer IED debido al nearshoring, pero ahora enfrenta una situación adversa, debido a varios factores que podrían haber influido en esta caída. Primero, el entorno electoral que a inicios del año generó incertidumbre, retrasando decisiones de inversión. Otro factor relevante es el sector automotriz, particularmente el cierre de operaciones en la planta Compas han afectado significativamente la economía local, aunado a afectaciones en la fabricación de componentes electrónicos y computadoras.

Recordó que durante el cuarto trimestre de 2023, Aguascalientes experimentó una desinversión de 213 millones de dólares, seguida de una pérdida de 89 millones de dólares en el primer trimestre de 2024, por lo que esta tendencia negativa no solo frena el crecimiento, sino que también contribuye a un panorama económico preocupante.