Hace unos ayeres el propietario de un taller mecánico envió a uno de sus empleados a especializarse en la reparación de toda clase de máquinas automotrices, con la recomendación que a su regreso se encargara de capacitar a sus compañeros. El trabajador cumplió el acuerdo y asesoraba a los demás y esto hizo crecer la demanda, sin embargo después de seis meses el nuevo “maistro” veía que su salario era el mismo, por lo que se presentó ante el patrón para solicitarle un aumento, sin embargo éste argumentó que con la capacitación que había recibido estaba bien pagado, lo que no fue refutado, sin embargo aguantó otros seis meses y luego renunció.

Sirva lo descrito como ejemplo de cómo muchas veces el empleador no valora lo que tiene sino hasta que se van sus mejores operarios, lo que es normal en cualquier empresa sin importar el tamaño de ésta, pero lo peor de todo es que al lugar que llegan de inmediato empiezan a producir, lo que para el contratante es oro molido, puesto que aún pagándole un buen salario le reditúa beneficios casi de inmediato.

Desde la época en que hubo un alto número de maquiladoras en Aguascalientes – a mediados de los años 70 y hasta principios de los 90 del siglo pasado -, se escudaban los lamentos de los empresarios por la alta rotación de personal y lo costoso que era enseñarlos para que al poco tiempo se fueran. Hubo acusaciones de que algunos patrones “sonsacaban” a los elementos más sobresalientes para llevárselos, ya que no tenían que habilitarlos y en cambio les redituaban un provecho desde el primer día.

La solución estaba en ellos y era muy sencilla: debían motivar a sus trabajadores con mayores emolumentos y otras prestaciones, pero no estaban dispuestos a ceder a lo que llamaban un “chantaje”, error del que tardíamente se daban cuenta, luego de que aquellos que habían sido pilares de la fábrica o taller ya no estaban y se veían obligados a reiniciar el ciclo de aprendizaje con lo que se quedaban.

A más de 40 años de aquella etapa la situación es similar, al considerar el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) que en esta entidad es en donde hay menor estabilidad laboral, en función de la rotación constante y lo cual se debe a la búsqueda de una mejoría salarial y menores jornadas de trabajo, además de incentivos y cercanía del lugar de trabajo con el domicilio particular. El organismo calcula que alrededor del 30% de los obreros de grandes empresas participan de este movimiento, en tanto las medianas y pequeñas es cerca del 25%. En las microempresas, que en su mayoría son de carácter familiar, la rotación es 14.5%.

Hay lugares en que organizan jornadas de adhesión a la empresa, haciéndoles ver la importancia de pertenecer “al grupo”, de que son más valiosos que aquellos que laboran en la competencia, pero si esto no se acompaña de un mejor salario y mayores estímulos, que verdaderamente se refleje en el bolsillo y en la familia, tarde o temprano terminan por renunciar y más cuando esa competencia les ofrece mejores condiciones.

En resumen, la única manera de conservar la plantilla es motivándola y esto no se logra con palabras laudatorias ni con la entrega de un diploma o una pluma con el nombre grabado, sino en lo que verdaderamente necesitan para elevar su condición de vida.

MAYOR INVERSIÓN

Se avecinan mejores tiempos para Aguascalientes, tras el anuncio del arribo de una empresa que generará tres mil empleos directos, la ampliación de otra que tendrá más de 500 nuevos puestos de trabajo y la entrega de apoyos a 42 micro-negocios de reciente creación.

Cada uno, en su justa dimensión, es importante para el desarrollo de la entidad, al proporcionar nuevas opciones de crecimiento, acciones que van acompañadas por la próxima gira de promoción al extranjero que encabezará el gobernador del estado, en espera de atraer la atención de algunas firmas para que sus filiales se asienten aquí.

Con la construcción de la planta Autoliv, que se espera inicie operaciones a principios de 2022, se consolidará la séptima planta en México de inversión sueco-estadounidenses y que para el caso local se dedicará a la fabricación de volantes de alta tecnología. Se ubicará en un espacio de 30,000 metros cuadrados y tiene presencia en 27 países y sobre todo domina el 42% del mercado global, calculándose que sus productos salvan 30,000 vidas al año.

En presencia del presidente de Autoliv, Kevin Fox, el gobernador Martín Orozco destacó que de 2017 a 2020 Aguascalientes captó más de 3,948 millones de dólares en materia de inversión extranjera directa, 27% más que el sexenio anterior y espera cerrar el sexenio con el establecimiento de nuevos capitales, como es el caso de esta firma líder mundial en el ramo.

Por otra parte, Sensata Technologies México, presentó la ampliación de la empresa, en donde invertirá 10 millones de dólares y a su término contratará a 510 personas de nivel generacional, con lo que se fortalece el crecimiento empresarial y del empleo, dando muestra las empresas de plena confianza en esta entidad.

En lo que se refiere a los 42 pequeños negocios de reciente creación, se destinaron  cerca de 2 millones 500,000 pesos, con lo se confía impulsar a los emprendedores, que sólo requieren de un apoyo para poner en práctica sus propósitos. El objetivo es que caminen sobre bases sólidas y de la mano de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedec), con lo que se mantiene el crecimiento de este sector.

Expresó Orozco Sandoval que el propósito de la Sedec y del Sistema de Financiamiento de Aguascalientes (Sifia) es invertir en apoyos y programas para el empuje de la micro y pequeña empresa y con ello generar mayores fuentes de empleo, con lo que se ofrece una mejoría a los que se acogen a estas acciones y que a su vez puedan proporcionar trabajo a otras personas, con lo que hay un efecto multiplicador de amplio beneficio colectivo y personal.

Por otra parte el mandatario estatal informó que se avecina una visita a varios países para promocionar al estado, con lo que espera que este penúltimo año de su gobierno sea fructífero en este sentido y logre atraer la atención de los inversionistas, que podrán conocer de manera personal qué ofrece la entidad a los nuevos capitales.

Cada uno de los aspectos detallados tienen como intención generar oportunidades de desarrollo empresarial y de fortalecimiento en el empleo, rubros que son de la mayor importancia para un estado pequeño, territorialmente hablando, pero grande en impulso.

ENEMIGO PERMANENTE

La industria de la construcción enfrenta, periódicamente, situaciones que salen de su control, principalmente aumento en los costos del material, lo cual nos pone en un aprieto, ya que tienen que hacer ajustes a la inversión, lo que, naturalmente, no es del agrado de los clientes, pero no hay otra opción. El asesor financiero Gerardo Sánchez Herrera, señaló que el precio de los materiales  “se han ido por las nubes” con aumentos cercanos al 25%, pero en el caso del acero en los últimos doce meses ha llegado al 60%. Sea por factores externos o internos pero han golpeado duramente a los constructores que durante casi todo el año pasado estuvieron sin trabajo y en el presente ha sido mínimo, además la Federación no ha invertido en nueva infraestructura, por lo que hay compañías que han laborado con uno o dos contratos de corta duración. Es un problema que afecta al sector que más empleo genera y por ende, al haber menos trabajo se reduce la inversión y hay menos circulante, lo que afecta directamente al comercio y la industria, además, al elevarse el precio de los materiales, aumenta el costo de las viviendas. Sánchez Herrera dijo que es posible que las condiciones entre los constructores mejoren hasta 2023, en virtud que la pandemia ha dejado secuelas que podrán superarse poco a poco, pero no hay otra opción más que esperar a que esta nube se evapore.