Alfredo González
Agencia Reforma

A través de cartas intimidatorias, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) amenaza con «molestias futuras» a empresas que pagan impuestos por debajo de la «tasa efectiva» que registra la actividad que desempeñan, según los parámetros de esa autoridad.
Con el representante legal del contribuyente como destinatario, las misivas del SAT refieren la publicación en su portal del 13 de junio sobre los primeros parámetros de «tasas efectivas» del Impuesto Sobre la renta (ISR) que en promedio tuvieron 40 actividades económicas en 2016, 2017, 2018 y 2019.
Un ejemplo de intimidación por esta vía es una empresa mediana de Saltillo, Coahuila, que aunque mantiene en orden el pago de sus impuestos y lo somete a auditorías de despachos reconocidos, encontró que con las tasas que le sugiere el SAT debería haber pagado 302 millones de pesos más, que ahora teme que le exijan.
«Te invitamos a verificar que tu tasa efectiva del ISR se encuentre dentro de los parámetros establecidos por el SAT», advierten las misivas.
«Y que de ser necesario presentes las declaraciones complementarias que correspondan. El cumplimiento voluntario y espontáneo de tus obligaciones fiscales te evitará molestias futuras».
En junio pasado, el SAT publicó la primera lista de tasas efectivas del ISR para 40 sectores, aunque ya emitió cuatro.
Éstas tasas se calculan mediante la división del monto del ISR causado en el ejercicio fiscal que corresponda -después de haber hecho deducciones-, entre los ingresos acumulables de ese ejercicio.
El 10 de octubre el fisco publicó la cuarta lista, con lo que ya son cerca de 200 actividades a las que miden sus promedios de tasas efectivas, parámetros que ahora usa para intimidar a quienes estén por debajo de los promedios.
Gilberto Treviño Cárdenas, socio fundador del despacho Práctica Fiscal y Legal, consideró que se trata de un acto de coacción a los contribuyentes cuyo único «pecado» fue haber registrado menores ganancias con relación a sus ingresos.
«Si fue poco lo que ganó un contribuyente, es lógico que fue poco lo que le tocó pagar de ISR», expuso.

¡Participa con tu opinión!