CDMX.- Durante la Semana de la Moda de París, el desfile de Victoria Beckham fue interrumpido por activistas de PETA, quienes protestaron en la pasarela con carteles y camisetas promoviendo materiales libres de crueldad. A pesar de que la colección de Beckham evita las pieles exóticas, la protesta se centró en su uso de cuero. PETA instó a Beckham a optar por alternativas éticas y sostenibles como el cuero vegano hecho de frutas y champiñones. La diseñadora, que recientemente sufrió un accidente, no se dejó perturbar por la manifestación y cerró el desfile con elegancia, incluso en muletas, recibiendo el apoyo de su esposo David Beckham y aplausos del público. (Staff/Agencia Reforma)