De un balazo en la cabeza resultó herido un ex convicto, a quien intentaron ejecutar el pasado lunes por la noche, en calles de la colonia San Francisco del Arenal.

El herido fue identificado como Héctor G.R., alias “El Pipo”, de 58 años, quien en estado crítico fue trasladado a recibir atención médica a un hospital para recibir atención médica especializada.

Aunque policías estatales y policías preventivos implementaron un operativo para capturar a los sospechosos, éstos no fueron localizados y únicamente se logró el aseguramiento de una motocicleta en la que viajaban, la cual fue dejada abandonada en las inmediaciones del fraccionamiento Viñedos Santa Mónica.

Fue aproximadamente a las 23:50 horas del pasado martes, cuando en el número de emergencias 911 se recibió un reporte donde se informaba que en la calle Manuel Gómez Morín, en la colonia San Francisco del Arenal, se había registrado un intento de ejecución y había una persona herida.

De inmediato acudieron policías preventivos del Destacamento “Insurgentes” y policías estatales, además de agentes de la Policía de Investigación y una ambulancia de Cruz Roja.

Frente a una vivienda fue localizado tirado en el suelo Héctor G.R., quien presentaba una herida de bala en el cráneo y otra más en el abdomen. Tras confirmar que aún estaba vivo, de inmediato fue trasladado al HGZ No. 1 del IMSS a recibir atención médica especializada, lugar que quedó bajo custodia policiaca por parte de la SSPM.

A fin de realizar las investigaciones correspondientes, acudieron a la escena del ataque armado los agentes del Grupo Homicidios de la PDI y personal de la Dirección de Investigación Pericial, quienes aseguraron tres casquillos percutidos y un casquillo sin percutir de calibre 9 mm.

De acuerdo a la versión de familiares, fueron dos sujetos que viajaban en una motocicleta, color negro, quienes ingresaron al domicilio de Héctor, alias “El Pipo” y comenzaron a golpearlo en diferentes partes del cuerpo.

Posteriormente, con lujo de violencia lo sacaron de la vivienda y ya la calle lo atacaron a balazos. Al presumir que lo habían matado, los sicarios se dieron a la fuga con rumbo desconocido.

Durante el operativo de rastreo de los sospechosos, minutos más tarde los policías preventivos encontraron abandonada la motocicleta y un casco color negro, en una terracería que conduce al fraccionamiento Viñedos Santa Mónica, por lo que se procedió a su aseguramiento.

ES UN EX CONVICTO

Al checar los antecedentes penales de Héctor R.G., se descubrió que tiene seis ingresos al Centro Penitenciario Estatal de Aguascalientes.

Asimismo, hace pocos meses había salido del CERESO, donde cumplía una sentencia por homicidio doloso.

Se estableció que en el año 2010, un sujeto identificado como Jorge, alias “El Gordo”, de 32 años, mató a un hermano de Héctor, alias “El Pipo”. El crimen ocurrió en la gasolinera “La Morita”, que se ubica en la carretera federal No. 45 Sur, donde la víctima de nombre Oscar Guadalupe G.R. trabajaba lavando vehículos.

Todo se originó cuando Oscar Guadalupe le reclamó a Jorge por realizar sus necesidades fisiológicas frente a una mujer. Luego de discutir acaloradamente, “El Gordo” subió a su vehículo y lo atropelló intencionalmente, causándole la muerte y luego escapar.

Posteriormente, el día 9 de marzo del 2011, un amigo de Oscar Guadalupe, apodado “El Chapa” y quien también trabajaba como lavacoches y había sido testigo del crimen, observó cuando Oscar Guadalupe llegó a bordo de un taxi a la gasolinera “La Morita”, aparentemente con la intención de cobrar un dinero que le debía un despachador.

De inmediato le habló por teléfono a Héctor, quien momentos después se trasladó en una camioneta Chevrolet S-10 hasta la gasolinera. Una vez que “El Chapa” le señaló al sujeto que había matado a su hermano, Héctor lo asesinó a balazos con una pistola tipo escuadra, para después escapar con rumbo desconocido.

Mediante las cámaras de vigilancia que tenía la Gasolinera “La Morita”, los agentes del Grupo Homicidios de la PME lograron identificar la camioneta en que escapó el sospechoso y fue hasta el año 2015 en que finalmente lograron la captura de Héctor, en cumplimiento a una orden de aprehensión por homicidio doloso. El arresto se registró en su domicilio de la calle Manuel Gómez Morín, en la colonia San Francisco del Arenal.