Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Tras una jornada negra para los mercados y el peso el lunes pasado, el Secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, salió a intentar calmar el nerviosismo entre los inversionistas con un mensaje de menos de dos minutos.
Ayer, en una llamada con analistas en la que no se permitieron preguntas, Ramírez de la O aseguró que permanecerá en el cargo por tiempo «indefinido» y aseguró que la política económica estará enfocada en la estabilidad macroeconómica y la prudencia fiscal.
«Confirmar a los organismos internacionales e inversionistas privados que nuestro proyecto se basa en la disciplina financiera, el apego a la autonomía del Banco de México, el apego al Estado de Derecho y la facilitación de la inversión privada nacional y extranjera», aseveró el Secretario.
Ramírez de la O sólo leyó cinco puntos, entre los que destacan reducir el endeudamiento y colaborar con Pemex para optimizar «el buen uso de los recursos públicos».
Ante los temores de los mercados por el hecho de que tras las elecciones Morena controle el Congreso, la Bolsa cayó más de 6 por ciento y el tipo de cambio superó los 18 dólares el lunes pasado.
Ayer, el tipo de cambio cerró en 17.82 en el mercado de mayoreo, una caída acumulada de 5 por ciento en dos días y la Bolsa aumentó 3.24 por ciento, lo que no logró compensar la caída del primer día.