A raíz de los hechos violentos registrados el pasado miércoles en los límites entre Aguascalientes y Jalisco, el pasado jueves se llevó a cabo un operativo disuasivo en el municipio de El Llano.
En este despliegue policiaco participaron policías estatales, policías preventivos de El Llano y agentes de la Guardia Nacional.
A fin de evitar el ingreso de integrantes de la delincuencia organizada a Aguascalientes, se intensificaron los patrullajes de vigilancia en carreteras, terracerías y brechas que pudieran ser utilizadas por los hampones para moverse.
Durante este operativo disuasivo los policías estatales, preventivos de El Llano y agentes de la Guardia Nacional, llevaron a cabo recorridos en los poblados de Las Amapolas, La Puerta de El Llano, La Unión, Montoya y Los Conos.
De igual forma, se colocaron retenes en la terracería que va al poblado de La Unión, además de la carretera estatal No. 43 que conduce a Palo Alto y carretera estatal No. 88 que conduce a Montoya, en los límites con el estado de Jalisco.