La población adulta es una de las más afectadas por trastornos depresivos y ansiosos, afirmó Nefi Jacob Campos, presidente de la Unión Nacional de Organizaciones Sociales para la Prevención del Suicidio, por lo que han desarrollado estrategias integrales para mejorar el bienestar psicológico y físico de los trabajadores en las empresas.

El especialista detalló los avances y objetivos de esta iniciativa, que incluye la implementación de la Norma Oficial Mexicana NOM-035-STPS-2018, enfocada en la identificación, análisis y prevención de factores de riesgo psicosocial en el trabajo. «Estamos trabajando intensamente en las empresas con la Norma 035. Es fundamental llevarles esta información generada y, precisamente en ese sentido, estamos operando”.

Indicó que el enfoque principal se basa en la creación de un clúster de salud ocupacional robusto que no solo se limita a la fundación inicial, sino que también integra componentes médicos, nutricionales y psicológicos en las empresas.

Explicó que el clúster de salud ocupacional pretende realizar estudios exhaustivos con el personal para determinar sus necesidades físicas y mentales. «Queremos saber qué necesitan realmente para que estén bien física y mentalmente. Ofrecemos cursos, talleres y terapias para los empleados”, añadió. Esta iniciativa incluye alianzas estratégicas con farmacias, donde los empleados pueden recibir seguimiento médico continuo.

La atención a los padecimientos depresivos y ansiosos en la población adulta trabajadora ha sido una prioridad. Campos destacó la importancia de generar alianzas estratégicas con otros organismos y cuerpos colegiados en diferentes estados del país, como Zacatecas y Durango, las cuales buscan abordar los problemas de salud mental de manera más efectiva y proporcionar apoyo integral a los trabajadores.

Asimismo, comentó que están en pláticas con diversos sindicatos, incluyendo un acercamiento con el sector de salud mental a fin de ampliar el espectro de atención. «Vemos que las instituciones sindicales tienen una gran oportunidad y el deber moral de velar por la salud mental de los trabajadores. Creemos firmemente que la acción sindical puede beneficiar significativamente a los trabajadores y sus familias”.