El Poder Judicial del Estado emitió los lineamientos para inscribir a deudores de pensiones alimenticias en el Registro Nacional de Obligaciones Alimentarias, donde figurarán aquellos padres y madres que no cumplan con la resolución de jueces familiares de proporcionar alimentos a sus hijos.

El acuerdo aprobado por el Consejo de la Judicatura establece que la autoridad jurisdiccional deberá oficiosamente solicitar la inscripción de las personas deudoras alimentarias cuando se advierta la existencia de resolución, en la cual se condenó al pago de alimentos o se determinó su monto en cantidad líquida y en la diligencia de ejecución respectiva no se hubiere cubierto de inmediato el adeudo.

La Unidad de Igualdad de Género y Derechos Humanos, dependiente del Consejo de la Judicatura, tendrá a su cargo el manejo y suministro de la información sobre ordenes de jueces para realizar el registro o actualización de alguna persona deudora en el Registro Nacional de Obligaciones Alimentarias.

Esta unidad tendrá un enlace institucional, y a su vez cada juzgado contará con una persona encargada de facilitar los nombres de las personas inscritas como “persona deudora morosa”.

El Sistema Nacional de Desarrollo Integral de la Familia es el ente responsable de actualizar el Registro Nacional de Obligaciones Alimentarias, por lo cual el enlace institucional de la UIGDH deberá suministrar durante los primeros cinco días hábiles de cada mes el informe que remitan los responsables adscritos a los Juzgados, para la inscripción de las personas deudoras alimentarias morosas.

De igual manera se deberán realizar los ajustes de actualización para aquellas personas que hayan cubierto sus obligaciones de alimentos, que cambien su estatus a “no morosas”.