Claudia Guerrero
Agencia Reforma

PACHUCA, Hidalgo.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo que los insultos que recibe son una prueba de que su Gobierno no paga dinero a los medios de comunicación, como ocurría en el pasado.

“Nos está saliendo bien, desde el punto de vista del ahorro porque si no hubiesen insultos al presidente, a lo mejor sería porque estaríamos repartiendo dinero”, expresó.

“Cuando le queman el incienso mucho alguna autoridad, como era antes, ¿cuál era la consigna?aplaudir y callar, y no se podía tocar al intocable, pero eso cuesta mucho, todo eso nos los estamos ahorrando”.

El político tabasqueño aseguró que es partidario de “la libertad a fondo” y, por ello, decide “aguantar” las descalificaciones.

“Soy partidario de la libertad a fondo, casi me adhiero a lo que se decía en los movimientos del 68, sobre todo en Francia: prohibido prohibir, yo soy partidario de la libertad”, dijo.

“Tan es así que nunca voy a quejarme de que me insulten o cosas por el estilo, nunca lo voy a hacer porque somos libres”.

En conferencia, se refirió a las supuestas expresiones del finado Emilio Azcárraga Milmo, fundador de Televisa, en el sentido de que no debía tocarse ni al Presidente ni al Ejército ni a la Virgen de Guadalupe.

“Yo sostengo que hay que ser respetuosos de las religiones, no a la virgen de Guadalupe, no meterse con eso, no meterse con las creencias del pueblo, respetar las creencias del pueblo; lo del Ejército es cuestión de criterio, pero con el Presidente sí, sí criticarlo, nada de que no se puede tocar al intocable y aguantar todo”, agregó.