El director del Instituto de Servicios de Salud del Estado de Aguascalientes (ISSEA), Ángel Piza Jiménez, consideró que los 150 millones de pesos que recientemente fueron reasignados por el Congreso del Estado, son insuficientes para subsanar el déficit presupuestario que existe en el sector salud.

El responsable de la salud pública en la entidad, indicó que al enfrentarse problemas financieros por el orden de los 500 millones de pesos, la partida autorizada servirá únicamente para salir a flote de momento. Los recursos autorizados extraordinariamente serán destinados al capítulo mil, es decir, al pago de nómina de los propios trabajadores. A pesar del bache presupuestal que vienen registrando desde el segundo semestre del año, el director del ISSEA aseguró que los trabajos del sector salud no se verán afectados. Garantizó así la calidad en los servicios, además de cobertura de personal y medicamento.

Piza Jiménez agregó que con la finalidad de optimizar los gastos y perfeccionar el uso del presupuesto, continuamente se están llevando a cabo evaluaciones internas. Lo anterior permitirá perfeccionar los trabajos del sector salud, en lo que se conoce como la reingeniería del ISSEA. De momento ningún trabajador se ha visto en la necesidad de ser reubicado o despedido.

“Los 150 millones de pesos que nos autorizaron serán un gran alivio pero son insuficientes. Aún así estamos cubriendo necesidades primordiales. Estamos cubriendo medicamento, médicos, enfermeras e insumos; no estamos descuidando los servicios”, puntualizó.