Para la Coparmex es insuficiente el Programa de Apoyo Económico ante la Contingencia por COVID-19 anunciado por el Gobierno Estatal, sobre todo porque no se ha incluido a todos los sectores productivos en sus esquemas de auxilio y se incluyeron los más de 131 millones de pesos del ISN que tendrían que aplicarse este año para incentivos a las empresas, con o sin contingencia.

El presidente del sindicato patronal, Raúl González Alonso, reconoció que es un esquema de apoyos que trae algunas cosas positivas pero “para nosotros se queda atrás de las expectativas que se tenían sobre el anuncio”, y refirió que hace unos días la Coparmex presentó 7 puntos y esperaba que fueran tomados en consideración.

Lo positivo es la reducción de las tasas de interés, pues eso será importante para aliviar el problema de liquidez que las empresas empezarán a tener, así como el diferimiento de los créditos, aquí la cuestión es que para tener acceso a esto tendrá que ser por escrito y en determinado tiempo, lo cual podría hacer burocrático el trámite o petición.

Insistió que es un programa insuficiente, y es que no partió de escuchar a los sectores para hacer los complementos de apoyos, pues refirió “hay varios sectores que quedaron fuera o los dejaron fuera, como los hoteleros”.

“Sin querer erigirme como su representante, me parece grave que no se hayan considerado, hay algunos afiliados a la Coparmex y el problema para ellos es fuerte, sobre todo porque al parar su actividad y no haber Feria, será difícil la atracción de turismo para esta localidad en fechas diversas en este año”.

Convocó al Gobierno Estatal a conformar un Consejo Técnico en el que se incluyeran a los sectores económicos y productivos, de todos los tamaños y giros, para que sea a partir de allí como se pueda determinar el rumbo que se deberá seguir.

González Alonso insistió que los más de 131 millones de pesos que se mencionaron, no derivan de la emergencia sanitaria, como parece que se ha entendido con el informe, antes bien, recordó que se trata de un recurso que se obtiene a raíz del incremento aplicado al Impuesto Sobre la Nómina que se aceptó, por cierto, con la condición de que fueran atendidas las demandas de las empresas, de ahí que ese recurso forzosamente tendría que ser aplicado este año, aunque no existiera la contingencia por el COVID-19.