El sistema eléctrico, tanto a nivel nacional como estatal, enfrenta una situación crítica que abarca desde apagones hasta falta de mantenimiento, así lo indicó Eduardo Llamas Esparza, ex presidente del Colegio de Ingenieros Mecánicos y Electricistas de Aguascalientes.

El especialista subrayó que el origen de estos problemas radica en la insuficiente inversión en infraestructura eléctrica. Aunque se han anunciado diversas inversiones para Aguascalientes y el país, éstas no han resultado adecuadas para robustecer el sistema eléctrico.

Llamas Esparza destacó que la mayoría de las inversiones se concentran en el sureste del país, alineadas con los proyectos del presidente de la república, lo que resulta en una carencia de recursos para el estado. No obstante, a pesar de los desafíos, Aguascalientes conserva una calidad eléctrica superior en comparación con otras áreas de la nación, donde los apagones pueden prolongarse por hasta 24 horas.

No obstante, Llamas Esparza reiteró la necesidad de asignar mayor presupuesto a la infraestructura eléctrica en el estado. Esto involucra inversiones en líneas de transmisión, distribución y mantenimientos preventivos que prevengan fallos en los equipos. Agregó que esta escasez de inversión se ve influenciada por el notable crecimiento que Aguascalientes ha experimentado en tiempos recientes, reflejado en el aumento poblacional y en la edificación de viviendas.

ACERCA DE LAS INSTALACIONES DE LA CFE:

  • Aunque no son necesariamente obsoletas, existen complicaciones con las líneas eléctricas aéreas.
  • El crecimiento desmedido de árboles, particularmente en entornos húmedos, puede desencadenar apagones; se requiere mayor coordinación para su poda en zonas residenciales.
  • A estos problemas se añade la incidencia de robos y actos vandálicos en subestaciones eléctricas.