Los problemas cardíacos, neurológicos, diabéticos (retinopatía, pie diabético, neuropatía) y otros resultados del consumo de ciertos medicamentos, son los principales factores asociados a caídas sufridas por los adultos mayores.
“Estas causas de salud provocan por lo menos uno de los accidentes sufridos durante esta etapa de la vida”, señaló el geriatra Juan Antonio Vidales Olivo.
Comentó que considerar estos motivos, permite comprender mejor la necesidad de extremar cuidados en el espacio físico en que se desenvuelven nuestros ancianos, para prevenir y evitar caídas.
“Éstas constituyen uno de los principales problemas para los adultos mayores y sus consecuencias suelen ser físicas y psicológicas, pues el afectado puede desarrollar miedo a caminar”.
Para contrarrestar este comportamiento, es de utilidad garantizar al paciente un entorno que facilite su desplazamiento y minimice las probabilidades de un accidente, tales como eliminar desniveles y pisos mojados.
Asimismo, recomendó colocar pasamanos e iluminación adecuada; retirar mascotas, juguetes y tapetes; proporcionar zapatos apropiados y limitar el uso de pantuflas.
“Los sitios en los que es más importante realizar adecuaciones son el dormitorio, al subir y bajar su cama, y en el baño, sobre todo en la regadera. Ambos sitios deben contar con sujeciones y mantenerse iluminados las 24 horas del día; de igual forma es indispensable mantener libres de objetos los pasillos de acceso a estos lugares”.