Con motivo de la celebración del Día del Padre, se llevó a cabo por segundo año consecutivo el «Tendedero del Día del Padre Ausente», iniciativa organizada por el Colectivo Deudores Alimentarios y la Asociación Civil Maternidades Autónomas y Libres. Su representante, Vania Gutiérrez Barrera, resaltó la urgente necesidad de abordar de manera integral y efectiva los problemas relacionados con la falta de cumplimiento de las obligaciones alimentarias y la violencia vicaria en Aguascalientes.
Apuntó que dicha actividad tiene como objetivo visibilizar y denunciar a aquellos padres que no cumplen con sus obligaciones alimentarias. Explicó que es un recordatorio de la violencia económica que sufren las niñas, niños y adolescentes, así como sus madres.
Destacó que el problema de los deudores alimentarios es significativo y creciente, ya que tan solo en dicha asociación actualmente tienen registrados alrededor de 300 casos. Subrayó que este es un tema que ha estado presente durante años, pero que ha sido un tabú del que poco se hablaba.
Afirmó que su agrupación ha exigido repetidamente al Congreso del Estado que trabaje en una legislación que proteja a la niñez de manera efectiva, y una de sus principales demandas es la creación de un registro estatal de deudores alimentarios. Indicó que esta herramienta no solo serviría para castigar a los padres incumplidos, sino también para recordarles sus obligaciones.
A pesar de los esfuerzos y las demandas, dijo que la lucha por una justicia rápida y efectiva sigue siendo un desafío. «Los juzgados están sobrecargados y con poco personal, lo que retrasa los procesos y, a menudo, se olvidan de los derechos de las víctimas», explicó. Por ello, una de las demandas es incrementar el presupuesto y los recursos para el sistema judicial.
Finalmente, Gutiérrez Barrera expresó su esperanza de que la nueva legislatura del Congreso de Aguascalientes tome en serio estos asuntos y trabaje en conjunto con la sociedad civil organizada.