Sergio Ángeles
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-La economía basada en los hidrocarburos no será sustentable en el largo plazo por lo que hay que invertir en energías renovables como la fotovoltaica y eólica, señaló Joachim Elsaesser, coordinador del Proyecto PAGSID de la Asociación de la Industria Alemana.

“Ningún desarrollo económico que apuesta a los hidrocarburos va a ser sustentable a largo plazo. Es un mensaje firme y claro no sólo de Alemania, sino de la Comunidad Europea y de gran parte de la economía mundial. Hay un acuerdo, que es el Acuerdo de París”, dijo Elsaesser en conferencia conjunta con José Medina Mora, presidente de Coparmex.

El coordinador del Partnership for Sustainable Industrial Development Germany Pacific Alliance (PAGSID) afirmó que la descarbonización de las economías debe ser un tema prioritario para los países y por ello el fin del acuerdo de colaboración frente al cambio climático entre México y Alemania ha causado “irritaciones”.

“La renuncia al acuerdo de colaboración en el cambio climático entre México y Alemania, el año pasado, ha causado irritaciones, pero estamos observando que el sector empresarial de México y Coparmex tiene una actividad plenamente profesional hacia una economía verde.

“La economía de mañana es una economía de descarbonización, que invierte en la fotovoltaica, en energías renovables, en eólica”, señaló Elsaesser.

Afirmó que muchas empresas alemanas que producen en México no pueden vender sus productos en el mundo porque están realizados con energías sucias; ejemplo de ello son los automóviles.

“Muchas empresas alemanas están produciendo en México pero no pueden vender sus carros en cuando esos carros están producidos con energía sucia. El consumidor del mundo ya exige energía limpia”, subrayó.

Joachim Elsaesser admitió que a pesar de la incertidumbres que han generado decisiones de la Administración actual, las inversiones de Alemania en México son a largo plazo.

“México sigue siendo un socio industrial muy atractivo, a pesar también de las incertidumbres que no las quiero negar. Las vivimos, las compartimos, pero siempre miramos con una gran esperanza hacia el futuro.

“La inversión alemana en México tiene una mirada al largo plazo y creo que es el mensaje principal. Existen corrientes, cambios, pero el marco general de colaboración en la economía global sigue bastante firme”, subrayó.

Recalcó que no se ha revertido la confianza en el potencial a largo plazo con todo y “las amenazas e incertidumbres”, que han vivido.

“Claro, vivimos amenazas, incertidumbres, pero no se ha revertido la confianza en el potencial de largo plazo y creo que México tiene una gran oportunidad, es uno de los países más atractivos, desde luego hay espacios y necesidades de incrementar la atractividad”, mencionó.