Antonio Baranda y Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, se pronunció ayer por regularizar la mariguana y la amapola para que campesinos dedicados a su cultivo salgan de la ilegalidad y el producto pueda ser aprovechado.
“Yo tengo mucha fe en que se pueda llegar a regularizar en algún momento, y lo digo abiertamente y sinceramente, primero la marihuana, el cannabis, y que sea utilizado, ahora ya estamos prácticamente para sacar la ley”, dijo.
“Y en relación también a la amapola, decir que llegará un momento, no inmediato, pero sí a mediano plazo, en donde estos opiáceos puedan llegar a ser regulados en alguna legislación para que también podamos obtener todo tipo de medicinas de ellos”.
Cuestionada sobre la inconformidad de campesinos de la Tierra Caliente de Guerrero por la destrucción de plantíos de amapola, Sánchez Cordero subrayó en la mañanera que dicha regulación es necesaria para que el Estado tenga la rectoría “en todas estas situaciones”.
En el caso de la mariguana, abundó la funcionaria, podría ser utilizada no sólo para fines medicinales, sino en la industria del vestido, el calzado, así como en materiales de construcción. Sobre la amapola, dijo que se podrían producir sedantes de uso médico.
“Por ejemplo, la morfina y otro tipo de sedantes muy necesarios, por cierto, últimamente también para poder resolver el tema de los enfermos de Covid en donde tienen que estar anestesiados y tienen que tener este tipo de medicamentos”, comentó.
El pasado 24 de enero, campesinos de siete comunidades del municipio de San Miguel Totolapan, Guerrero, se confrontaron con efectivos del Ejército, luego de que estos les destruyeron 50 hectáreas de amapola.
Al día siguiente, campesinos que se enfrentaron a elementos del Ejército en la región de Tierra Caliente de Guerrero exigieron al Gobierno federal ser incluidos en el programa Sembrando Vida para dejar de sembrar esa planta, utilizada para la elaboración de drogas.
“Estoy muy contenta de que se vaya a procesar ya esta ley sobre la regulación, no los plantíos ilegales, de la cannabis, y después pudiéramos poner también sobre la mesa la regulación de estas plantaciones”, añadió.