Las empresas, comercios, la industria manufacturera, en general el sector productivo del país, ha llegado al límite ante la inseguridad que se ha presentado de manera progresiva en medio de la pandemia por el coronavirus, de ahí que resulta urgente que los gobiernos emprendan una estrategia eficiente para desahogar este problema social y económico, consideró Alejandro Desfassiaux, empresario en el ramo de la seguridad industrial.

Resaltó que aun cuando todos los inicios de año se tornan complicados para la economía mexicana, este 2021 podría ser el periodo más difícil de la historia reciente, por los estragos que está dejando la pandemia y por la inseguridad que no da tregua, poniendo en peligro a los empleos que se han logrado conservar, más aquellos que están trabajando de manera intermitente en sectores específicos que han sido de los más afectados en este tiempo.

Observó que la falta de empleo y el incremento de la pobreza, podría ser un terreno fértil para el aumento de robos y violencia, en lo cual se debe tener sumo cuidado por parte de los gobernantes, tanto de la Federación como de los estados y municipios, de ahí que se deberán presentar estrategias de prevención y castigo del delito eficaces, sobre todo porque el crimen se está diversificando como nunca antes.

Prueba de la diversificación del delito es que si bien el robo en sus distintas manifestaciones, las extorsiones, fraudes entre otros, se presentan de manera peligrosa, en distintas partes del país se tienen reportes de la venta y renta de oxigeno industrial para uso médico en el tratamiento de pacientes con COVID, lo cual es ilegal, la venta de pruebas para detectar el virus SARS-CoV-2 que podrían ser apócrifas, el robo de las mismas, y ahora en algunos estados se han comenzado a comercializar documentos que indiquen el resultado negativo de una falsa prueba, a fin de que las personas puedan viajar.

El empresario destacó que hay otros delitos que se deben atender y que se han disparado a raíz del confinamiento sanitario, como es la violencia de género, el homicidio doloso que a nivel país ha presentado una cifra estratosférica que no sólo debe preocupar, sino brindar posibles soluciones.