Las policías municipales y estatales no pueden mantenerse ajenos a la problemática de inseguridad que se registra en carreteras federales, advirtió el presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Autotransporte de Carga, Roberto Díaz Ruíz.

La operación de grupos delictivos que realizan atracos en las carreteras no puede responsabilizarse exclusivamente a la Guardia Nacional, pues las corporaciones de los tres niveles de gobierno deben cumplir con sus facultades en su ámbito respectivo.

Los automóviles que se roban de las unidades nodrizas en las carreteras estos grupos delictivos terminan circulando en sus territorios, y deben cumplir con su obligación para detener a quienes usan estas unidades robadas, enfatizó.

Indicó que la mayor presencia de la policía municipal y de la policía estatal en las zonas de carretera de estados vecinos es necesaria, y también obligada, sin que puedan desentenderse de sus funciones constitucionales.

Lamentó que la problemática que se presenta en la autopista de Lagos de Moreno y Encarnación de Díaz afecta a familias aguascalentenses, y de la región, desde hace por lo menos tres años, por lo cual es necesario recuperar la tranquilidad de las personas al usar las carreteras.

Finalmente, el líder local de la Canacar manifestó que la vigilancia policial que realizan las corporaciones municipales y estatales permite acceder a la base de datos de plataforma México, con lo cual se puede inhibir que este tipo de atracos sigan ocurriendo.

NO QUEDA DE OTRA. Díaz Ruíz señaló que muchas personas deben usar obligadamente sus autos particulares para viajar a entidades vecinas para atender asuntos laborales y de negocios, aunque sea más atractivo el realizar viajes en autobús de pasajeros, el cual resulta más seguro.