Inoperantes han resultado los números de la Guardia Sanitaria en especial en la madrugada cuando el número esta “desactivado” y en los que se supone las autoridades del sector salud reciben reportes ciudadanos a fin de intervenir en acciones que pongan en riesgo la salud de terceras personas, al no cumplir, por ejemplo, con las disposiciones de sanidad correspondientes. Apenas la tarde de este domingo en la colonia Insurgentes se realizó un evento masivo en el cual algunas calles fueron cerradas para gozar de bandas, cumbias y comida, convirtiéndose aquello en un gran foco de riesgo ante la amenaza del COVID-19. Lo lamentable es que a pesar de los reportes realizados por vecinos que lógicamente se preocuparon por lo que acontecía, nunca obtuvieron respuesta de parte del número 6884162 de la Guardia Sanitaria; tampoco del número de emergencia 911, en donde después de varios minutos de espera en línea, descartaron la intervención de las autoridades correspondientes y mucho menos de la línea de atención vía Whatsapp al 4492577049 conocida como Vecinos Ruidosos; ojalá en 15 días no divulguemos la noticia de brotes en ese sector