Las condiciones originadas por la pandemia del COVID-19, han demostrado que urge recuperar tiempo y avanzar hacia la modernización del sistema educativo, aprovechando el uso de tecnología y en el futuro inmediato inclusive pensar en que la educación sea combinada, una parte en línea y otra presencial, pero con actualización también en los programas de estudio acordes a la demanda mundial.
El rector de la Universidad Cuauhtémoc, Juan Camilo Meza Jaramillo, refirió que en estos meses de pandemia la población estudiantil ha tenido que adaptarse al uso de la tecnología para continuar su preparación, pero una vez que pase el momento crítico se debería continuar con el mismo esquema.
Lo que está claro es que la educación, promoviendo que los estudiantes mexicanos generen innovación y desarrollo, es la esperanza que ayudaría a seguir fortaleciendo la economía del país.
“Sin embargo, la situación es que en la actualidad México no tiene un plan, es decir, se desconoce de qué vivirá los próximos 50 años, lo cual es delicado, porque de continuar así como país habrá mucha desestabilización”.
Refirió que hasta ahora la educación en general en el país ha sido enfocada en la memorización de fechas, de fórmulas, de ubicaciones, “seguimos evaluando a los niños por fechas de nacimiento de un prócer, de la altura de un volcán y no por la construcción del nuevo conocimiento, como lo hacen ya países nórdicos y asiáticos”.
Durante su participación en un panel de especialistas en educación y economía, organizado por el Colegio de Economistas, insistió que se debe voltear a ver un sistema educativo innovador, pero resulta que en los últimos años en México no se ha mostrado mucha creatividad en la materia, por lo que la alternativa que se tiene ahora y que pudiera ser el único camino, será el volcar el sistema educativo que permita a los educandos generar innovación.
“Creo que deberemos formar jóvenes creativos que generen innovación, aplicada a los problemas cotidianos o nuevo conocimiento, pero generando riqueza, sin importar si el esquema es constructivo, socioconstructivo o conductivo, se puede usar cualquiera pero habrá casos en los que pueda ser una combinación, pero generar innovación”.
Y es que, insistió el rector de la universidad privada, un país que en el siglo XXI no genere innovación y crecimiento, estará condenado a la pobreza, lo cual debe cambiar y dejar de vivir exclusivamente de la minería y de la mano de obra barata, mientras otros países como China, siguen invirtiendo millones de dólares en robotizar los procesos manufactureros.