El fuero constitucional ayuda al balance de poderes y éste, a la fortaleza de las instituciones, y cuando hay instituciones fuertes hay credibilidad y confianza en el Estado de Derecho.
Así lo señaló el presidente del Colegio de Abogados de Aguascalientes, Fernando Amador Macías, al cuestionar la intención de eliminar el fuero en la entidad, una figura que, dijo, garantiza a los representantes el espacio deliberativo en condiciones de equidad.
“Pero, además, protege la capacidad de los representantes para llevar a cabo sus obligaciones sin que sean distraídos por procedimientos en su contra”, agregó.
En ese sentido, subrayó que la inmunidad no busca la exención del delito del representante, sino la “apoliticidad” de la acusación que fuere hecha, y que, en su caso, no requiere una declaración de procedencia para entablar una demanda del orden civil contra cualquier funcionario, de ahí que eliminarlo puede ser incluso innecesario.
En entrevista, el presidente de los abogados colegiados recordó que actualmente la inviolabilidad y la inmunidad procesal se encuentran reglamentadas en seis documentos legales.
Éstos son: la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos, la Ley Orgánica del Congreso General, el Reglamento del Senado de la República, el Reglamento de la Cámara de Diputados y las legislaciones de los estados.
Para el caso particular de Aguascalientes consideró que aquí no se da la división de poderes porque todo circunda en el titular del Poder Ejecutivo, incluso los organismos llamados autónomos, de tal forma que eliminarlo equivaldría a hacer una ley a modo.
En tal sentido, expuso que en la actualidad el “fuero político” tiene más peso que el fuero constitucional, pues la investidura del cargo, como el del titular del Poder Ejecutivo, es privilegiada, “cuando debería ser una realidad que todos los mexicanos gozáramos de garantías”.

¡Participa con tu opinión!