El secretario general de la Sección 1 del SNTE, Ramón García Alvizo, informó que Aguascalientes no regresará a clases presenciales después de la próxima temporada vacacional, para que ello suceda tendría que haber semáforo verde y que todos los maestros de educación básica hayan sido vacunados contra el COVID-19.
Después de que las personas adultas mayores en el estado hayan recibido su biológico seguirá el magisterio, tal y como se comprometió el presidente de la República, y es indispensable que la población en general contribuya ahora para que pronto alcancemos un semáforo verde y se den las condiciones para pensar en volver de modo físico a las aulas.
Luego, aplaudió la decisión del gobernador Martín Orozco Sandoval de contar con una estrategia para el regreso a clases, y sobre todo que haya el presupuesto económico vía PROAGE para atender las necesidades de mantenimiento de los planteles, así como la jornada estatal de limpieza y sobre la manera en cómo se trabajará en cada uno de los niveles educativos.
El magisterio tiene clara su postura y no volverá al salón de clases hasta que el semáforo por el COVID-19 se encuentre en verde y que todos los trabajadores de la educación hayan sido vacunados. Mientras esto sucede, es indispensable que las autoridades educativas no estén de brazos cruzados y participen en la organización de esta situación.
Agregó que la postura del Sindicato Nacional de Trabajadores de Educacion es a nivel nacional y local, “no queremos un regreso precipitado y que pudiera generar graves consecuencias para todos. Si ya nos esperamos un año con la educación a distancia, se puede aguardar un tiempo más y hacer las cosas poco a poco, con seguridad y firmeza, en protección de la salud de todos”.
Finalmente, Ramón García Alvizo sostuvo que el objetivo es que ni los profesores ni los estudiantes corran riesgos innecesarios y por ello hay que seguir apoyando todavía a la educación a distancia.