El municipio de Aguascalientes no riega parques ni camellones con agua potable porque sería “inmoral”; para ello se echa mano de las Líneas Moradas, informó el alcalde Leonardo Montañez Castro.

Destacó que durante su administración, no se ha regado ningún área verde con agua potable; “está estrictamente prohibido, imagínense nuestros hermanos del norte están padeciendo y si nosotros desperdiciamos el agua, sería inmoral”, dijo.

La alternativa que se ha encontrado para lograr el riego de los espacios verdes, es hacerlo mediante pipas que son llenadas en plantas tratadoras.

En ese tenor, el municipio capital trabaja de manera conjunta con la iniciativa privada; al respecto, Leo Montañez recordó que recientemente se ha firmado un acuerdo de colaboración con una empresa refresquera que proveerá a la Secretaría de Servicios Públicos de toda el agua que requiera para lograr el mantenimiento de parques y camellones.

“En conjunto con ellos, vamos a generar una infraestructura de Línea Morada para regar los camellones”, adelantó el edil.

El rehúso del vital líquido ha garantizado incluso el riego continuo de la Línea Verde, gracias al abastecimiento de una planta tratadora ubicada en el fraccionamiento Vistas de Oriente.

Para contextualizar, la primera Línea Morada que se construyó en la capital se instaló en el fraccionamiento Sauces en el año 2012, seguida de la de Parras consolidada en 2017, mientras que en Ciudad Industrial se puso en marcha una más en 2018; hace dos años se activó una línea en el área de Ojocaliente, ésta en particular cuenta con un sistema de conducción para el aprovechamiento de aguas grises y dispersa más de 2 mil metros cúbicos diarios provenientes de las albercas de los Antiguos Baños Termales de Ojocaliente, para el riego de las áreas verdes del Parque “La Pona” y una parte del Corredor Cultural Alameda.