El director del Centro de Integración Juvenil, Mario García Martínez, informó que en Aguascalientes existe un subregistro de personas que consumen de manera elevada medicamentos relacionados con benzodiazepinas, sustancia que genera dependencia y adicción si se ingiere por tiempo prolongado y cotidiano.

Estos medicamentos son consumidos mucho por las mujeres, contienen sustancias tranquilizantes, y de esta manera combaten el estrés que sufren en el hogar, el trabajo o en el entorno social, y el problema es que muchas personas no toman conciencia que esas sustancias generan adicción, es una droga pues genera dependencia y gradualmente requieren la ingesta de mayores cantidades de la sustancia.

Normalmente, las personas inician el consumo de esas sustancias por recomendación médica, pero el problema es que la gente continúa tomándola por su propia auto administración. No se sabe cuántas personas las toman de modo cotidiano, pero es un hecho la ingesta de esa sustancia en diversas presentaciones.

En entrevista con El Heraldo, el titular del CIJ mencionó que la gente se auto medica y eso es riesgoso porque se desarrolla dependencia y en especial a todos los medicamentos relacionados con las benzodiazepinas.

Cuando se exagera en el uso de las benzodiazepinas se puede provocar y experimentar un paro cardiorespiratorio e incluso la muerte. Un punto evidente es que esa sustancia genera dependencia y si una persona tiene más de seis meses consumiéndola, debería poner atención y buscar apoyo para salirse de esa situación y resolver sus problemas por otras vías que no pongan en riesgo su salud y vida.

Estas situaciones se observan con frecuencia cuando una familia lleva a su hijo a recibir tratamiento por el consumo de marihuana, y durante la consulta el joven revela que la mamá consume muchas pastillas. Por esa razón, es indispensable hablar del tema para hacer conciencia y detener ese automedicación.

Entre los medicamentos que consumen relacionados con benzodiazepinas son el Clonazepam, el Alprazolam, Tafil, Diazepan, entre otros. Estas sustancias son recetadas en los servicios de salud sólo por determinado tiempo para corregir una situacion, pero la gente por su propia cuenta sigue tomándolas, generando un problema adictivo.