La justicia federal dio carpetazo a la solicitud de Gabriela Espinosa Castorena para ser reelecta como magistrada del Supremo Tribunal de Justicia, al negarle, en forma definitiva, el amparo interpuesto en contra de la denegación que, en su momento, dio el Congreso del Estado a su aspiración.

Con ello, su retiro del Poder Judicial del Estado sería inminente en las próximas horas, como también el relevo en la presidencia del STJ, para lo cual estarían sesionando los magistrados que lo integran, tal como lo prevé la ley.

De acuerdo con la sentencia para el Amparo en Revisión 147/2021, emitida por el Primer Tribunal Colegiado de Circuito, con fecha 7 de enero del 2022, los  magistrados integrantes resolvieron:

  • Revocar la sentencia recurrida dictada por el Juez V de Distrito en el Estado, en el juicio de amparo indirecto 822/2020-XVI-8.
  • Sobreseer el juicio de amparo promovido por GEC contra la negativa de los legisladores locales para su reelección en el cargo.
  • Determinar que es infundada la revisión adhesiva interpuesta por la quejosa.

Con esos resolutivos, el documento da cuenta de que fue una cuestión procesal, y no de fondo, la que definió el sentido del resolutivo, mismo que causará ejecutoria por ministerio de ley, una vez que sea notificada a la parte correspondiente.

Al cierre de las actividades del Poder Judicial del Estado, ayer, al filo de las 16:00 horas, se confirmó a El Heraldo que la institución no había sido aún notificada de la sentencia, por lo que, de ninguna manera, la presidencia quedó acéfala el martes, como se manejó de manera extraoficial.

En ese sentido, se espera conocer los alcances y si se pondrán en marcha mecanismos tanto para el relevo en el STJ como para el retiro de la actual presidenta.

¡Participa con tu opinión!