Para lograr que todas las unidades garanticen la seguridad de los usuarios, a partir de hoy y hasta el viernes 16 de agosto, la Coordinación General de Movilidad (CMOV), a través de la Dirección de Transporte Público, realizará la revisión físico-mecánica en todas las unidades de la modalidad de taxi.

La revista de las más de 4 mil unidades se realizará en las oficinas de la CMOV, ubicadas en Edificio “Baños y Vestidores” del Complejo Tres Centurias del Barrio de la Estación. Diez verificadores serán los encargados de realizar la revisión de lunes a viernes en un horario de 08:30 a 14:30 horas. Se estima atender entre 200 y 250 choferes o concesionarios diariamente.

Para el trámite, los taxistas deberán presentar la tarjeta de circulación, la póliza de seguro, licencia de chofer tipo A o de operador tipo A, y carnet o gafete. La revista no tiene costo.

LO QUE DICE LA LEY. La Ley de Movilidad para el Estado establece que los concesionarios están obligados a presentar cada año los vehículos destinados para la prestación de servicios de transporte público en cualquiera de sus modalidades, para realizar una inspección conforme al calendario establecido por la CMOV. La última revista físico-mecánica de taxis se realizó en 2017, mientras que en 2018 se cumplió con una revista documental que también es por Ley.

Se comprobará el cumplimiento de las disposiciones en materia de equipo, aditamentos, sistemas y en general, de las condiciones de operación y especificaciones técnicas para la óptima prestación del servicio, según se indica en la Ley del ramo.

La misma establece que en caso de dictaminarse, al efectuar la revisión del vehículo, la necesidad de algún mantenimiento o reparación al mismo, suspenderá el servicio y se concederá un plazo prudente al concesionario para que haga las reparaciones, a efecto de revisarlo nuevamente.

LAS SANCIONES. Por incumplimiento de esta obligación, se impondrá multa de cien a doscientas unidades de medida y actualización, y suspenderá el servicio de transporte hasta en tanto se corrija la anomalía; en el caso de que presentado el vehículo no haya aprobado la revisión, y siga prestando el servicio, la multa será de hasta 16 mil 080 pesos, y lo mismo para quienes no acudan a la revisión.

Las concesiones, permisos, cartas de registro o autorizaciones en materia del servicio de transporte podrán ser suspendidos por no someter a la revista el vehículo o por no hacer las reparaciones o no dar el mantenimiento al vehículo cuando así lo haya determinado una autoridad en materia de movilidad, luego de vencido el plazo proporcionado para ello.