Marco Arellano
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- La NASCAR Peak México Series está lista para que sus autos enciendan los motores.
Ya con los protocolos correspondientes planeados para echar andar su temporada, el serial tiene agendada su primera carrera en Querétaro para el 9 de julio, informó NASCAR mediante un comunicado.
Sin público, sin prensa ni podio, con medidas para los pilotos y mecánicos, y con rescatistas equipados como si fuera a entrar a un quirófano, el serial de autos stock limitará el número de personas en el área de tráilers, pits y pista, con su debida distancia, durante los eventos.
“Vamos a cumplir con las fechas pactadas, lo único que estamos retrasando es el calendario, pero nuestro propósito es cumplir las 12 carreras para Peak y 10 para Challenge”, dijo el director general del serial, Jimmy Morales, a Grupo REFORMA.
“Nos estamos enfocando en echar a andar lo más rápido posible a todos los equipos porque es una industria y muchas familias dependen de todo esto, tenemos que activarnos. Si podemos salvar muchos empleos, para nosotros es mucho mejor”.
El plan de la NASCAR también incluye en llegar a la ciudad sede los jueves, para evitar el tráfico y la movilidad de los viernes.
Luego de Querétaro, la competencia sigue en Puebla, el 30 de julio, y seguirá en Aguascalientes, el 20 de agosto.
Mientras, se verá qué otras ciudades estarán disponibles para recibirlos, aunque también contemplan repetir sedes.