Estamos listos para enfrentar un nuevo virus, afirmó el gobernador Martín Orozco Sandoval al detallar que tan sólo el ISSEA dispondrá de 130 mil vacunas; para cubrir todo el estado serán 380 mil, incluido el IMSS e ISSSTE y la meta es aplicar el biológico del 15 de octubre al día último de diciembre, para proteger oportunamente a la población.
Se trata de una estrategia anticipada del sector salud para proteger prioritariamente a grupos vulnerables como niños de seis meses a cinco años y adultos de 59 años en adelante; también se dará prioridad al personal de salud.
Las dosis estarán disponibles para el mes de octubre en centros de salud y hospitales del ISSEA, en los propios nosocomios del Seguro Social e ISSSTE, pero también a través de brigadas de vacunación en todo el territorio estatal.
Destacó que en caso de que la Federación no otorgue a tiempo el biológico, el Gobierno Estatal dispondrá de un recurso especial para adquirirlo, y en tal caso, se contemplarían ajustes presupuestales.
Habló de la importancia de evitar que se junte la pandemia por el coronavirus, con la influenza.
Por su parte, María Eugenia Velasco Marín, directora de Control y Prevención de Enfermedades del ISSEA, especificó que se contratarán 53 enfermeras y 17 más provenientes de otras unidades de salud se capacitarán en las próximas semanas para participar en esta campaña de vacunación.
Con esta estrategia se busca disminuir los casos de hospitalización por influenza, pues de acuerdo a tendencias históricas se presentan con mayor frecuencia en el mes de enero y febrero, de ahí la importancia de que la población reciba su dosis en forma temprana, a fin de que los grupos vulnerables desarrollen defensas.