Morena ya dio a conocer la lista de los que serán sus candidatos a diputados y senadores; en ambos casos, los plurinominales y también los de mayoría. Son muchísimos los nominados, 300 aspirantes para la cámara de diputados y 124 para la cámara de senadores. En algunos casos Morena va sola y en otros va en alianza con el Partido del Trabajo y el Partido Verde. La lista salió supuestamente de una tómbola en donde hasta al hermano del presidente, José Ramón López Obrador, salió sorteado pero que pocas horas después, como dice el presidente, lo cepillaron. La tómbola es un mecanismo populista para dar a entender que todos caben en la representación parlamentaria, de que todos pueden ser legisladores. La verdad es que en este caso se trató de sortear personas que son de partido, personas aliadas, de gobernadores como Cuauhtémoc Blanco, que nos parece que es lamentable que alguien así esté en las listas, pero es una manera de darle acceso a personajes y con ello posteriormente darles fuero para protegerlos de problemas legales ahora que terminen su mandato sexenal. Si hay un gobernador nefasto y corrupto, aparte de David Monreal, es Cuauhtémoc Blanco, que ha tenido un pésimo desempeño, con enormes casos de corrupción y el presidente lo va a proteger con su nominación como diputado federal. Así mismo, va a proteger a otros aliados como Ricardo Monreal, que toda su vida ha vivido de la política. Nunca ha trabajado en nada. Toda su millonaria y la de su familia ha salido de la grilla. Como políticos no se puede decir que sean muy buenos. Han sido vividores del presupuesto gubernamental toda su vida.

¿Qué significa que las nominaciones sean por tómbola? Nos parece que simplemente es una manera del partido de tratar de dar el ejemplo de apertura, de que es accesibles a todos. La tómbola más parece un mecanismo que no premia al profesionalismo y la lealtad. Finalmente, lo que se observa en Morena es la conformación de sus listas plurinominales, tanto los de tómbola como los de no tómbola, pues son los aliados que han nutrido la alianza de la candidatura presidencial, es decir, si vemos que Morena premió los que se disciplinaron. Si vemos que Morena está incluyendo a personajes de diferentes tribus, de diferentes grupos. Se ve como un interés de tratar de unificar y tratar de evitar que haya desprendimientos de tal forma que nos parece que están haciendo su trabajo. No vimos que estuviera incluido Alejandro Murat, tampoco Alfredo del Mazo, que si lo hubieran hecho hubiera parecido escandaloso y excesivo. Estos personajes, ex gobernadores priístas maniobraron para que Morena ganara las gubernaturas de Oaxaca y del Estado de México. Aunque a Del Mazo si se le pagaran sus servicios y se menciona que será nombrado embajador para pagar su deslealtad al PRI. A Marcelo Ebrard le dieron el séptimo lugar de los plurinominales y el primer lugar a Adán Augusto López Hernández, ex secretario de gobernación y también ex aspirante a la candidatura por la presidencia de la república. Aquí la señal parece clara, Adán Augusto será el coordinador de los senadores de Morena y Marcelo Ebrard si alcanzará la senaduría, a pesar de que Marcelo Ebrard quedó segundo en las encuestas, pero luego se molestó cuando no ganó la candidatura y trató de rebelarse. Finalmente regresó al redil. Jamás entenderemos cuál fue la jugada de Marcelo Ebrard, quien perdió muchísimo capital, mucho respeto y una suerte de dignidad, en fin, no entendemos porque en la política de repente los personajes dilapidan tantas cosas en tratar de seguir en el juego y un poco de amenazar, pero en este caso, al final Marcelo no hizo nada.

Lo que si vemos difícil es que Morena pueda alcanzar la mayoría calificada en el congreso. Es muy improbable que eso suceda. En el caso del senado creemos que Morena se quedará a unos 20 senadores de obtener la mayoría calificada y en la cámara de diputados se quedarían de alrededor de unos 45 diputados para obtener la mayoría calificada.

No se puede menospreciar que una vez que pase el 2 de junio, una vez que los diputados hayan distribuido comisiones, algunos diputados de oposición se sientan en orfandad y entonces aparezca Morena para ofrecerles un mejor futuro político y con ello expandir su grupo parlamentario como lo hizo en el 2018.

Como se podrá observar, Morena sigue llevando mano en las encuestas y difícil será para la alianza “Va por México” remontar las simpatías partidistas, aunque todo puede suceder en los próximos tres meses de campañas, las cuales iniciarán el próximo viernes 1° de marzo. Ese día Xóchitl Gálvez estará en Aguascalientes luego de acudir por la madrugada a Fresnillo, Zacatecas, de donde dará el banderazo de salida del inicio de su campaña presidencial.