La «Reina del Pop», Madonna, tuvo problemas para comenzar su Celebration Tour en Nueva York, tras iniciar tres horas tarde respecto al horario previsto.
La cantante, de 65 años, se subió al escenario del Barclays Center de Brooklyn a las 11 de la noche, causando furor entre su público, quienes habían sido citados desde las ocho.
«Me importa un carajo si eres Madonna. Si llegas 3 horas tarde, eres jodidamente grosera», fueron algunos de los comentarios publicados en redes sociales.
De acuerdo con una fuente cercana a Page Six, hubo algunos problemas técnicos en la prueba de sonido que fueron culpables del retraso en el primer concierto en Estados Unidos.
Pese a las críticas iniciales, los fans que esperaron dijeron que la actuación de la intérprete de «Like a Prayer» valió la pena. (Staff/Agencia Reforma)