Trescientas sesenta escuelas públicas de nivel de educación básica emprendieron el proceso de reparación y rehabilitación de las áreas diagnosticadas con afectaciones físicas a lo largo de un año, donde las clases han sido en la modalidad a distancia, cuyas obras se estima serán terminadas a finales del presente mes, informó el Instituto de Educación de Aguascalientes.
La directora de Educación Básica del IEA, Lourdes Carmona Aguiñaga indicó que las afectaciones a los planteles educativos son variables desde la ruptura de vidrios, daño a chapas, los acceso a las puertas, las ventanas, daños a las instalaciones eléctricas e hidráulicas, en las mallas periféricas, robo de equipo, computadoras y mobiliario.
Los daños van desde los clasificados mayores y otras solamente la ruptura de cristales. En este momento se continúa trabajando en la estrategia para hacer la mejor intervención de los planteles educativos por parte del Instituto de Educación, las propias escuelas con sus directores, docentes y padres de familia, el Instituto de Infraestructura Física Educativa (IIFEA) o la Secretaría de Obra Pública Estatal y las 11 presidencias municipales.
Indicó que los recursos para las intervenciones físicas de las escuelas provienen del Programa de Apoyo a la Gestión Escolar (PROAGE) y se sabe que muchos consejos de participación escolar cuentan todavía con presupuesto correspondiente al ciclo escolar 2020-2021, y en el siguiente año se sumará otra cantidad importante de financiamiento.
En caso de ser necesario, el Instituto de Educación le entrará directamente con los recursos para apoyar a las escuelas que así lo necesiten, dependiendo de los daños a las instalaciones a los planteles educativos.
A través del departamento de materiales del IEA se ha comenzado a trabajar en las reparaciones en algunas instituciones educativas, pero no alcanzará para todas, motivo por el cual se solicitó el apoyo a las 11 presidencias municipales para que colaboren en estas tareas para que pronto estén restauradas y puedan reanudar actividades graduales, escalonadas en el tiempo en que sea ya seguro para el regreso a clases presencial.
Es importante la reparación para que haya condiciones para empezar con las actividades en los centros comunitarios de aprendizaje y de esta manera apoyar a los estudiantes con rezago académico o con situaciones emocionales, concluyó.