Al encabezar el vicario general de la Diócesis de Aguascalientes Javier Cruz Muñoz, el Retiro Cuaresmal imponiendo ceniza a los sacerdotes quienes a su vez harán lo mismo este día dando comienzo a la Cuaresma, hizo un llamado a no reprimir la espiritualidad y estar preparados para recibir a Dios.

En las instalaciones del Seminario Diocesano, el vicario dijo ante los clérigos que el periodo de Cuaresma se convierte en el tiempo favorable para estar abiertos al Señor, quien a su vez nos va a conceder “un tiempo propicio para preparar con el corazón renovado el misterio de la muerte y resurrección de Jesús”.

Agregó que se debe volver continuamente ese misterio con la mente y el corazón; “este misterio no deja de crecer entre nosotros en la medida que nos dejamos involucrar por su dinamismo espiritual y lo abrazamos respondiendo de modo libre y generoso”.

Para este día, en todos los templos se celebrarán eucaristías imponiendo ceniza a los creyentes; al respecto, el religioso dijo que es una invitación a vivir con el ayuno, oración, limosna y la vivencia de la caridad.

Para reflexionar y ser mejores cristianos y no ver únicamente la Cuaresma como un periodo de sacrificios, “todas las prácticas de sacrificio son para orientar nuestra vida a la vida espiritual para darle el lugar que le corresponde a la vida que nos acerca a Dios. Por eso el ayuno el sacrificio y las penitencias”, concluyó.

Además de la imposición de ceniza, este día debe ir acompañado de abstinencia en consumo de carne roja, la cual está obligada para las personas mayores a los 14 años de edad. El ayuno, a todos los mayores de edad y hasta los 59 años cumplidos.