El deporte rey comenzó hace varios días en los Juegos Olímpicos con el torneo de softbol de mujeres, en donde el equipo mexicano obtuvo una gran actuación al quedarse con el cuarto lugar, cayendo ante Canadá en el partido por la medalla de bronce.
Ahora será turno de los hombres iniciar su camino por el beisbol, el cual comenzará esta noche a partir de las 23:00 horas, tiempo de México, siendo las 12:00 del viernes allá en territorio japonés.
La selección mexicana debutará en los Juegos Olímpicos contra la escuadra de República Dominicana, perteneciente al grupo “A” del certamen, en lo que para muchos es el sector más complicado, debido a que además de México y Dominicana, también está el anfitrión Japón.
Los nipones y los dominicanos ya jugaron su primer partido en este campeonato, mismo que terminó con un marcador de 4-3 a favor de Japón. Una vez disputado el duelo de hoy ante Dominicana, el día de mañana a la misma hora los aztecas enfrentarán a los japoneses.
Con respecto al softbol, este formato de competencia tiene muchas diferencias, en el femenino se tuvo una ronda de round-robin entre todos los equipos, y después los mejores cuatro se enfrentaron por las medallas, pero en el caso de los hombres, sólo habrá dos partidos de fase de grupos, y después una compleja fase de eliminatoria, repechajes y semifinales.
De cualquier forma el equipo mexicano tiene varias posibilidades de seguir avanzando porque es casi un hecho que enfrentarán a todos los equipos, así que será cuestión de salir de la mejor manera para aspirar a una presea en uno de los deportes más practicados en México.
Los peloteros mexicanos que estarán en Tokio son Sebastián Elizalde, Alexis Wilson, Edgar Arredondo, Daniel Espinosa, Ramiro Peña, Manuel Bañuelos, Adrián González, Efrén Navarro, Jonathan Jones, Oliver Pérez, Joey Meneses, José Cardona y Juan Oramas.
Así como Theodore Stankiewicz, Román Solís, Carlos Bustamante, Sasagi Sánchez, César Vargas, Manuel Barreda, Daniel Duarte, Ryan Goins, Fernando Salas, Jesús Anguamea e Isaac Rodríguez, todos ellos comandados por el manager Bnejamín Gil.