Verónica Gascón
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La reforma en materia de outsourcing se publicó ayer en la edición vespertina del Diario Oficial de la Federación (DOF), con lo que comenzó la cuenta regresiva para que las empresas absorban al personal que se encuentra subcontratado.
Según el decreto, el 1 de agosto vence el plazo para que las compañías pasen a los trabajadores que se encontraban en otras razones sociales internas (insourcing) o por la vía externa (outsourcing) a la nómina principal de la compañía.
Esta transición se realizará bajo la figura de sustitución patronal ante el IMSS.
El planteamiento central de esta reforma se concentra en el artículo 12, el cual advierte que queda prohibida la subcontratación de personal, la cual consiste en que una persona física o moral pone a disposición trabajadores propios en beneficio de otra.
Este artículo de la Ley Federal del Trabajo advierte que la agencias de empleo o intermediarios que intervienen en el proceso de contratación de personal podrán participar en el reclutamiento, selección, entrenamiento y capacitación, entre otras funciones, pero no se considerarán patrones, como sucedía hasta antes de la reforma.
En el artículo 13 se advierte que solo se permitirá la subcontratación de servicios especializados que no formen parte del objeto social ni de la actividad económica preponderante de la empresa.