Con apoyo de Bomberos Municipales de Aguascalientes, peritos de la Fiscalía General del Estado llevaron a cabo un operativo en un predio ubicado en el poblado de Los Negritos, donde aparentemente fue arrojado a una noria el cadáver de un empleado de una vinatería que se encuentra desaparecido desde el mes de abril del 2018; sin embargo, tras trabajar por varias horas no se logró localizar ningún cuerpo.
Durante el transcurso del sábado por la mañana, un nutrido grupo de agentes ministeriales y peritos criminalistas, así como un agente del Ministerio Público, Bomberos Municipales de Aguascalientes y policías estatales, se trasladaron a un enorme predio ubicado por el rumbo de la avenida Abelardo L. Rodríguez, en la colonia Los Negritos, ya que aparentemente en una fosa clandestina se encontraba el cadáver de un hombre identificado como Marco Antonio, de 46 años, el cual está desaparecido desde el mes de abril del año 2018.
En el lugar se ubicó una noria de alrededor de 3×3 metros y con 15 metros de profundidad, donde se presumía que podían estar los restos de esta persona. Fueron Bomberos Municipales de Aguascalientes quienes con equipo especial ingresaron a dicha fosa, pero luego de varias horas de búsqueda sólo se encontró basura. Por la tarde las labores de búsqueda fueron suspendidas.
Marco Antonio, quien era cobrador de la empresa Vinos y Licores Alameda, se encuentra desaparecido desde el 23 de abril del 2018. Al día siguiente, la camioneta Ford Courier, color blanco que tenía a su cargo, fue encontrada abandonada en el fraccionamiento Libertad y con huellas de sangre en el interior.