Laura Elena Rivera Manzanares
El Heraldo

Conforme ha avanzado este séptimo mes del año, el aumento de precios en productos de la canasta básica no se ha detenido, y en algunos casos como la cebolla, su valor se ha incrementado hasta en un 75%, aunado a que la importación de granos, gasolinas y gas también se ha ido al alza, expresó el presidente nacional de la Alianza de Pequeños Comerciantes (ANPEC), Cuauhtémoc Rivera.
De esta manera, resaltó, se deja ver la fragilidad nacional en cuanto a la dependencia alimentaria y de energéticos para poder mantener al país de pie, y es que las importaciones de maíz tanto de grano como para forraje, se han elevado y por ende sus precios, de lo cual pueden dar cuenta más precisa quienes se dedican a la ganadería, tanto de carne como de leche, y baste referir la frase de: “sin maíz, no hay país”.
IMPORTACIONES. Refirió que de acuerdo con los estudios del primer semestre del año, México pagó alrededor de 7 mil 500 millones de dólares por la importación de granos, tanto de frijol, trigo, sorgo, avena, arroz, y con estos básicos que se tienen que traer de otros países, deja ver que “estamos lejos de tener una soberanía alimentaria”.

Según lo dado a conocer por la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes, del 15 de junio al 15 de julio de este año se presentaron los siguientes incrementos en los precios:
· Cebolla 75%
· Tortilla 33%
· Galletas económicas 25%
· Limpiador de pisos 21%
· Jitomate 20%
· Naranja 19%
· Arroz 18%
· Aguacate 18%
· Frijol 17%

Cuauhtémoc Rivera insistió que la dependencia que tiene México de alimentos provenientes del extranjero pone cada vez más en riesgo la soberanía, pues “la inflación anual de 5.4% recientemente reportada por el Departamento de Trabajo de Estados Unidos es la más alta en los últimos 30 años en ese país. Es un ave de mal agüero para nosotros”. Lo anterior, subrayó, abre la posibilidad de una devaluación del peso y el subsecuente incremento en el costo de las importaciones.