La constante variación en los precios de los insumos para la edificación de obra pública y privada, ha ocasionado que empresarios del sector de la construcción enfrenten una inflación del 5.5%, de diciembre al pasado mes de marzo. Lo anterior ha repercutido en el costo de las obras que de la misma manera se han encarecido, principalmente en la edificación residencial.
De acuerdo con el Centro Nacional de Ingeniería de Costos (CEICO), de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), uno de los principales aspectos que repercuten en la variación de los precios de las obras a ejecutar, es la variación de los costos de los insumos, como materiales, mano de obra, así como equipo y herramienta.
El estudio detalla que en el último mes, los insumos con mayor encarecimiento fueron la afinación e iluminación de aluminio con el 8.1%, así como tractores agrícolas y diésel, 5.8% 5.6%, respectivamente.
Sin embargo, también materiales como el asfalto y mezclas asfálticas llegaron a tener una variación a la alza del 3.3%, además del 3.3% en estructuras, y cemento con el 2%.
Los efectos inflacionarios, de la misma manera, han afectado a los constructores luego de que los precios de materiales como pinturas, impermeabilizantes, azulejos, entre otros también han tenido efectos negativos para ellos.
En consecuencia, la CEICO detalló que lo anterior ha ocasionado que los costos de proyectos de tipo residencial, presente un ajuste del 5.7% en costos finales, así como la edificación de inmuebles comerciales y de servicios del 5.5%.
La edificación de naves y plantas industriales tuvo una variación al corte del pasado mes del 5%, mientras que ligeramente por detrás con el 4.7% se encuentra la construcción de carreteras, puentes y similares.

¡Participa con tu opinión!