La inflación también repercute en el rendimiento de las Afores, dado que registran menores plusvalías, o sea reflejan menores rendimientos, destacó el asesor financiero, Gerardo Sánchez Herrera.
El también experto en Afores explicó que este impacto es en tres vías: el primero al aumentar los precios por la inflación tan alta, el trabajador se queda con menos ingresos para ahorrar y desde ahí la inflación le pega directamente al bolsillo, ya que, si pudiera guardar el 10% de su salario, con una inflación de casi el 8%, prácticamente le minimiza esa capacidad para aumentar su Ahorro para el Retiro.
La segunda vía de impacto tiene que ver con los bonos que cambian de tasa. Explicó que no es lo mismo tener un Certificado de la Tesorería de la Federación (CETE), que son los títulos de deuda pública emitidos por el Banco de México, de un 7% anual a uno que pague el 7.35%. “Los mercados voltean a ver el CETE nuevo porque pagan más, entonces las Afores que habían invertido en CETES de 7% ahora les pagan menos, se deprecian y es por eso que también arrojan minusvalía a las carteras de los trabajadores”.
Indicó que la tercera vía se refiere a que las Afores pueden invertir en el mercado de capitales, en acciones de empresas tanto de México como de Estados Unidos. Sin embargo, las bolsas no han vivido sus mejores días, dado que la Bolsa Mexicana ahorita tiene 47 mil puntos, cuando su máximo histórico fue 57 mil 200, por lo que si se compraron acciones de alguna empresa que costaron 10 pesos, en la actualidad valen 9 y los trabajadores ven esas minusvalías debido a que las acciones han caído.
Por todo lo anterior, dijo que los instrumentos de deuda, tanto de renta fija o de mercado de capitales que es renta variable, el trabajador no ve dividendos sino minusvalías en sus cuentas de Afores en lo que va de este año, efecto de la inflación que ha pegado en el bolsillo. “No tengo dinero para ahorrar, para incrementar mi ahorro y dos, en las maneras de invertir, que han caído en esas inversiones y desgraciadamente vemos en nuestros estados de cuenta que la Afore ha ido para abajo”.