De un infarto falleció un hombre en el exterior de un consultorio médico, a donde uno de sus familiares lo había trasladado a recibir atención médica luego de quejarse de un fuerte dolor en el pecho.
Fue el sábado a las 09:30 de la mañana cuando se reportó al C-4 Municipal que sobre la avenida Siglo XXI Oriente, a la altura del fraccionamiento Ojocaliente, se encontraba el cadáver de una persona del sexo masculino a bordo de un automóvil y que se desconocía las causa de su muerte.
Hasta ese lugar se trasladaron policías preventivos del Destacamento “Terán Sur” y la ambulancia UE-12 de la Coordinación Municipal de Protección Civil.
Frente a un consultorio médico se ubicó estacionado un automóvil Honda Accord, color plata, con placas de circulación LZV-2940 del Estado de México, en cuyo interior se encontraba inconsciente una persona del sexo masculino identificado como José Guadalupe, de 47 años.
Al momento que los paramédicos lo examinaron confirmaron que ya había fallecido, motivo por el cual se solicitó la presencia del agente del Ministerio Público de Hospitales y personal de la Dirección de Investigación Pericial.
Los policías preventivos se entrevistaron con el conductor del vehículo de nombre Carlos Alejandro, de 33 años, quien dijo ser hermano del ahora occiso. Comentó que el pasado viernes trasladaron a su familiar a recibir atención médica ya que tenía un fuerte dolor en el pecho y una vez que se le calmó lo dieron de alta.
Sin embargo, el sábado por la mañana comenzó a quejarse del mismo dolor, pero que era aún más fuerte, por lo que decidió llevarlo a un consultorio médico ubicado en avenida Siglo XXI Oriente, a la altura del fraccionamiento Ojocaliente, a donde llegó ya inconsciente y cuando el doctor procedió a revisarlo se percató que había muerto.