Vicente Flores Hernández 
Agencia Reforma

CDMX.- El presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, consideró que la conclusión el pasado 10 de febrero de la campaña para inscribirse al Registro Federal de Electores y realizar cambios de domicilio en la credencial de elector muestra que la institución puede garantizar condiciones sanitarias tanto para los ciudadanos como para los funcionarios electorales.

En un videomensaje, destacó que en los últimos días los casi 900 módulos de atención ciudadana del INE trabajaron al límite de su capacidad para poder atender a quienes solicitaron la realización de estos trámites.

“Nuestro personal llegó a atender a 120 mil personas en promedio diario, lo que representa una cifra histórica, sobre todo si se considera que en todo momento se siguieron los protocolos sanitarios: sana distancia, ocupación máxima de 30 por ciento, uso de gel y cubrebocas, así como adaptación de instalaciones para proteger a ciudadanos y funcionarios.

“Esto es una muestra más de que es posible conciliar los derechos políticos con el derecho de la ciudadanía a la salud, y que se puede seguir avanzando en condiciones de legalidad, transparencia, equidad, certeza y, ahora también, protección sanitaria”, destacó Córdova.

Recordó que la ley establece el plazo para que la autoridad electoral consolide el listado nominal para las elecciones del 6 de junio, y que de acuerdo con datos preliminares contará con 93 millones de electores.

Destacó que las áreas técnicas del INE consolidarán los datos para que la lista nominal pueda ser auditada por los partidos políticos representados en la Comisión de Vigilancia del Registro Nacional de Electores.

“El pasado 10 de febrero concluyó el plazo para inscribirse en el Registro Federal de Electores y para realizar cambios de domicilio en la credencial para votar con fotografía, de cara a los comicios de este año. Esta fecha la establece la ley para elaborar la lista de electores definitiva con la que iremos a la jornada del 6 de junio.

“Será la próxima semana cuando el INE dé a conocer la cifra exacta de ciudadanos que podrán votar y que según cálculos preliminares rondarán los 93 millones de personas, esto es, casi 3.5 millones de electores más que en 2018”, dijo Córdova.